Los hosteleros sevillanos están deseando, como el resto del conjunto de los españoles, decirle adiós a las restricciones y volver a la normalidad, no a la normalidad que intenta imponer el Gobierno central, si no a la que tenían antes del Covid-19, cuando el sector turístico hispalense era una fuerza pujante en la economía de la ciudad. «Hemos aguantado todas las restricciones, las ayudas llegan con cuentagotas, si es que llega, siempre hemos tendido la mano al diálogo, pero ya está bien», comenta Antonio Luque, presidente de la patronal de la capital andaluza.

El sector turístico se carga de razones para solicitar que se pueda trabajar sin restricciones, «al igual que lo hacen la mayoría de actividades profesionales» y denuncia que llevan meses «sufriendo una imagen mediática diaria nociva que ha herido la dignidad y seriedad del sector». Una reflexión que hace Luque justo en el momento en el que se ha iniciado el curso escolar 21-22 con absoluta normalidad.

Leave a Reply